Por qué los negocios millennial están condenados al fracaso

Por qué los negocios millennial están condenados al fracaso

Antonio Ramírez
Categoría(s): MARKETING
Publicado Nov 16, 2017

Como marketero, es sumamente relevante observar el fenómeno en el que más gente busca productos alternativos que no pertenecen a las grandes marcas comerciales. Esta tendencia es favorable para la industria de alimentos y bebidas, especialmente el segmento de los snacks. En la actualidad, dichos bocadillos son indulgentes pero también más sanos y son desarrollados por un perfil muy específico de fabricante.


Uno de los grupos impulsores de este fenómeno son los millennials, quienes son consumidores críticos, exigentes y buscadores de nuevas experiencias. Por otro lado, esta generación es cambiante en su toma de decisiones de compra, les atrae lo no establecido y si no existe, ellos mismos lo crean.


El fabricante millennial le vende a otros millennials, es decir, se trata de un ecosistema cerrado que inicia y termina con el mismo grupo de consumidores. Este ecosistema no está presente en las grandes cadenas comerciales sino que va en busca espacios de distribución como tianguis, mercados orgánicos y eventos, lo que limita mucho su alcance.




Los consumidores millennials le dan oportunidad a productos naturales, desconocidos, orgánicos y veganos, pero muestran poca lealtad ya que siempre buscarán probar algo nuevo. Este tipo de comportamiento hace que todos estos productos alternativos no tengan oportunidad de crecimiento o consolidación.


El problema no radica en ser millennial, se encuentra entonces en que estos pequeños fabricantes de alimentos y bebidas no piensan en construir una marca para sus productos. Por el contrario, todo el enfoque, visión y energía se concentran en los insumos naturales que utilizan para sus productos.


¿Pueden acaso dar ese paso para convertirse en emprendedores? ¿Ser empresarios? Ni pensarlo. Este tipo de producción sólo fomenta una cultura de autoempleo, sin embargo, muchos de ellos tienen propuestas interesantes. Si tuvieran una formación para construir su marca, sin duda, podrían hacer mucho más. Pensar que todo el éxito del producto residirá en el producto por sí solo, sin duda, los llevará al escenario más negativo en su negocio.

¡Gracias!

Te estaremos informando de nuevos artículos en nuestro blog.

Mish-Talks
Suscríbete
a nuestro blog
MishTech